Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Economía

Economía

07:04Audio

Reproducir

Lo vemos cada día. Nuestro mundo ha cambiado en muchos sentidos con la pandemia del COVID-19. Aunque todos tratamos de volver a la normalidad, siempre aparece algún elemento que nos recuerda que algo ha cambiado. Por ejemplo, que nos cueste reconocer a una persona que llevábamos meses sin ver solo porque ahora lleva mascarilla. O tener que hacer cola en la calle para comprar el pan.

Según las previsiones de BBVA Research, el PIB de Castilla-La Mancha podría reducirse en 2020 entre un 6,4% y un 9% debido a las medidas de confinamiento implementadas para frenar el contagio del virus y a pesar de las políticas para enfrentar la emergencia sanitaria, apoyar el ingreso de las familias y mantener el empleo. Para 2021, el crecimiento podría situarse entre el 4,1% y el 5,5%. De cumplirse estas previsiones, se perderían entre 20.000 y 32.000 empleos en el conjunto de 2020 y 2021. En todo caso, el sesgo sobre la previsión se mantiene a la baja, debido principalmente a la incertidumbre sobre cuándo y cómo se retornará a la normalidad, el riesgo de un rebrote de la crisis sanitaria y sus posibles repercusiones en la actividad.

09:14Audio

Reproducir

Una crisis sanitaria. Un cierre repentino y prolongado en el tiempo. Y, ahora, toca abrir de nuevo las puertas como si nada. O no exactamente: ahora hay que volver a trabajar con ciertas restricciones y medidas de seguridad exhaustivas. El pequeño comercio contempla con preocupación su futuro cuando ni siquiera ha comenzado a recuperarse de su pasado. ¿Cómo va a competir en este escenario incierto con los gigantes del retail? Lo cierto es que puede hacerlo porque cuenta con armas muy poderosas. Solo necesita saber cómo sacarles partido.

El sector turístico ha sido uno de los más afectados por la crisis del coronavirus debido a la restricciones a la movilidad. Alrededor del 20% de la financiación que BBVA ha concedido a las empresas desde marzo, ha ido a este sector. “Es muy importante trabajar la marca España para la recuperación del turismo en nuestro país”, afirma el ‘country manager’ de BBVA.

La desescalada favorece, en la segunda semana de junio, el crecimiento de las compras presenciales, con tarjetas de crédito y débito españolas, hasta el 3% interanual. Esto permite la recuperación del gasto total, que descendió un 5% frente al 60% de mediados de abril. Según el informe semanal de BBVA Research, la mejora del consumo se observó principalmente en las provincias que accedieron a la fase 3 el 8 de junio, en las que el gasto consolidó su recuperación con un crecimiento del 7% interanual, dos puntos porcentuales más que la semana precedente.

20:57Audio

Reproducir

Son muchas las preguntas que uno se hace sobre el pos-COVID-19 y, entre ellas, cuál será la evolución del mercado inmobiliario. ¿Esperamos una crisis tan larga como la de 2008? La respuesta es no. El informe de Situación Inmobiliaria de BBVA Research explica los motivos por los que este sector se encuentra mejor posicionado para afrontar la contracción actual.

11:12Audio

Reproducir

Si hay una lección que hemos aprendido durante la gran recesión es que la supervivencia de una empresa depende en gran medida de su capacidad para adaptarse a las circunstancias. Vivimos tiempos líquidos, con todo lo que ello conlleva. Poner en marcha un negocio y pretender que se dedique a lo mismo durante décadas se ha convertido en una quimera. Especialmente cuando una pandemia ha paralizado a millones de negocios en todo el mundo.

consumo compra supermercado consumo recurso bbva

Según los datos de gasto con tarjetas de la última semana, se recupera el consumo en las áreas que levantan las restricciones impuestas por la pandemia. Este incremento se nota en EE. UU., Turquía y España, pero también en los últimos días en América Latina. En España, la mejora se acusa en las zonas que entraron en primer lugar en la fase 2 de la desescalada. Aumentan también las retiradas de dinero en cajeros, indica BBVA Research.