Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Día Mundial de la Eficiencia Energética: más energías limpias y utilizar menos recursos

eficiencia-bbva-ciudad-sostenibilidad-responsabilidad-urbano

El Día Mundial de la Eficiencia Energética se celebra el 5 de marzo con la vista puesta en construir un mundo sostenible y combatir el cambio climático. La eficiencia energética consiste en usar menos recursos y más energías limpias, una ecuación que contribuye a mejorar la salud del planeta.

La eficiencia energética no es un concepto más. La ONU, en su listado de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) le concede a la producción y consumo energético un lugar destacado. También la Unión Europea (UE) quiere reconstruir la economía del continente pensando en verde, con el European Green Deal, que abarca la eficiencia, las energías renovables y la reducción de emisiones de CO2. Los tres van de la mano. ¿Pero qué es la eficiencia energética, cuál es su origen y por qué se celebra su efeméride el 5 de marzo?

Ser eficientes energéticamente no es nada más que la acción de obtener la suficiente energía para desarrollar una vida y una economía racionales pero con el empleo de menos recursos o que estos procedan de fuentes limpias, sostenibles y no contaminantes. Sobre el origen del término se puede decir que la génesis de la eficiencia energética se remonta a los primeros humanos que usaron el fuego y observaron sus cualidades. Es con el empleo diario cuando descubren cómo optimizar su uso para no desperdiciar la leña o las plantas, la fuente para conseguirlo. Sin saberlo, estaban siendo eficientes energéticamente.

Hoy en día la eficiencia energética abarca muchos más campos pero no difiere tanto del uso que le daban nuestros ancestros. “El concepto, en su uso más contemporáneo, nace en el momento que vemos que el modelo energético que hemos construido tiene problemas. Y se ve afectado el modelo económico, ambiental y de salud. Es entonces cuando empezamos a entender que la energía es algo más y que ser eficientes en su uso y producción es muy relevante”, explica Raquel Montón, responsable del área de energía de la ONG Greenpeace.

La efeméride del día Internacional de la Eficiencia Energética se celebra desde 1998, cuando en Austria se llevó a cabo la primera conferencia sobre eficiencia energética que reunió a líderes políticos de todo el mundo. Se acordó que el 5 de marzo se celebraría esta jornada con el objetivo de recordar y sensibilizar sobre la necesidad de reducir el consumo energético mediante un uso razonable y sostenible de la energía.

eficiencia-bbva-ciudad-sostenibilidad-responsabilidad-urbano

La ONU y la UE lideran los programas mundiales de eficiencia energética

El testigo fue rápidamente recogido por organizaciones internacionales como la ONU y la UE. Las Naciones Unidas, en su lista de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030 recalca, en el número 7, la energía como un pilar insustituible sobre el que edificar el resto de objetivos. Apuesta por conseguir en 2030 un acceso seguro y asequible a la energía y que ésta sea sostenible y moderna. Pero señala que queda mucho por hacer. Según la organización, el modelo energético mundial actual es el mayor contribuidor al cambio climático y el responsable de la emisión de alrededor el 60% de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI). “Necesitamos cambiar el modelo energético y transformarlo. Cuanto más eficiente sea, mejor, más beneficios vamos a tener en la economía, el medio ambiente y la salud”, señala Montón, que recuerda que el modelo debe virar hacia las energías limpias.

El modelo energético mundial actual es responsable de la emisión de alrededor el 60% de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero

La UE, por su parte, apuesta por las energías limpias en sus planes de transición energética y adoptó recientemente la Directiva relativa a la Eficiencia Energética Revisada (DEE), que establecía como objetivo la reducción del uso de energía para 2030 en al menos un 32,5%. La UE también califica a los países según su intensidad energética, un indicador con el que se calcula la cantidad de energía que se necesita por unidad de Producto Interior Bruto (PIB). Cuanto menos energía necesita un país para conseguir la misma cantidad de PIB, mejor es su intensidad energética. Esta lista la lideran Dinamarca e Irlanda. España está entre las primeras economías de Europa en este indicador.

El ranking mundial de eficiencia energética

Según la Clasificación Internacional de Eficiencia Energética publicada en 2019 y promovida por el American Council for an Energy- Efficient Economy (ACEEE) y que analiza la eficiencia energética de 25 de los países top consumidores de energía, Alemania ocupa el primer puesto seguido compartido por Italia. Le siguen Francia, Reino Unido y Japón. España ocupa el sexto lugar, seguido de Países Bajos y China (en octavo puesto). Estados Unidos y Canadá en el décimo y México en el duodécimo.

Los países que se consideran menos eficientes, que han adoptado menos medidas en este sentido son Sudáfrica, Emiratos Árabes y Arabia Saudita.

En cuanto a sostenibilidad energética, y según el índice del World Energy Council 2020, los primeros puestos son ocupados por Suiza, Suecia y Dinamarca. España ocupa el puesto número 15. Uruguay figura en el 18, Colombia, el 35; y Argentina, el 30.

Otras historias interesantes