Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Planeta> Cambio climático 25 mar 2022

Estos son los seis sectores que pueden frenar el cambio climático

Estos son los seis sectores que pueden frenar el cambio climático

Hay sectores que podrían evitar hasta 30 gigatoneladas de gases de efecto invernadero anuales en 2030. Avanzar hacia la sostenibilidad en la agricultura, alimentación, transporte, industria, energía o construcción es la clave para reducir la emergencia climática.

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, cambiar los hábitos de consumo o fomentar la economía circular. Existen múltiples vías para hacer del mundo un lugar más sostenible y frenar el cambio climático. Sin embargo, no todos los esfuerzos son igual de eficaces.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ha identificado los seis sectores que tienen mayor potencial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y alcanzar, así, los objetivos del Acuerdo de París. Es decir, mantener la subida de temperaturas lo más cerca posible de 1,5 °C teniendo en cuenta los niveles preindustriales.

Estos son los seis sectores en los que, con las políticas y las acciones adecuadas, se pueden evitar las emisiones de hasta 30 gigatoneladas de gases de efecto invernadero anuales en 2030:

Agricultura y alimentación

El sector de la alimentación se enfrenta a un triple reto: nutrir a una población en crecimiento, reducir su impacto medioambiental y acabar con el desperdicio alimentario. Gran parte de las opciones para reducir sus emisiones –como promover prácticas sostenibles o alinear las recomendaciones alimentarias con los objetivos climáticos– dependen de los gobiernos y los organismos internacionales.

Sin embargo, también es posible marcar una diferencia a nivel personal. Estas son algunas formas de conseguirlo:

'Podcast: Consumir productos de temporada también ayuda a cuidar el planeta

00:00 05:59

Transporte

El sector del transporte está detrás de casi una cuarta parte de los gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera cada año, y se estima que estas emisiones podrían llegar a doblarse en 2050.

Los gobiernos y las empresas privadas tienen la posibilidad de mitigar este problema. Por ejemplo, promoviendo la electrificación de los vehículos, favoreciendo las reuniones a distancia por encima de los desplazamientos y creando espacios peatonales en las ciudades.

A nivel personal, se trata de uno de los sectores en los que es más sencillo adoptar hábitos sostenibles:

  • Caminar, desplazarse en bicicleta y usar el transporte público.
  • Cambiar los aviones por los trenes.
  • Apoyar iniciativas que fomenten la movilidad sostenible.

Edificios, ciudades y construcción

En 2020, el 37 % de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía provinieron del ámbito de la construcción. No es de extrañar, por lo tanto, que sea uno de los sectores con más potencial para reducirlas.

Una de las principales opciones es mejorar la legislación y la regulación. La planificación urbanística es crucial para integrar zonas verdes, sistemas energéticos sostenibles y sistemas de movilidad, iluminación o gestión más eficientes.
También es posible reducir las emisiones de las viviendas en el ámbito con pequeños gestos:

  • Cambiar las bombillas convencionales por las de bajo consumo.
  • Instalar sistemas de iluminación y climatización inteligentes.
  • Mejorar el aislamiento para optimizar la eficiencia energética.

Industria

Durante las últimas décadas, la demanda de productos ha generado un importante crecimiento de la industria y sus emisiones de gases de efecto invernadero. Para frenar esta tendencia, es fundamental mejorar la eficiencia energética, apostar por las energías renovables y fomentar la economía circular.

A nivel personal, lo más efectivo es consumir de forma consciente:

  • Alargar al máximo la vida de los productos.
  • Evitar las compras compulsivas e innecesarias.
  • Informarse bien para adquirir productos con baja huella medioambiental.

Energía

El sector de la energía es uno de los grandes emisores de gases de efecto invernadero. Es, también, el principal catalizador para descarbonizar la economía al sustituir las fuentes basadas en combustibles fósiles por las renovables.
Más allá de los esfuerzos de la industria y el sector público, existen opciones para generar el cambio desde casa:

  • Usar energías de fuentes renovables.
  • Reducir el gasto de energía optimizando el uso de los aparatos y evitando el ‘stand-by.
  • Apoyar iniciativas y empresas comprometidas con la descarbonización y la eficiencia energética.

Uso del suelo

El mundo tiene la posibilidad de evitar más de cinco gigatoneladas de emisiones anuales al detener la deforestación y restaurar los bosques degradados. Estas acciones ayudarían a mejorar la calidad del suelo, la biodiversidad, la seguridad alimentaria y la economía.

Aunque parezca lejano, existen infinidad de formas para mejorar y respetar los suelos del planeta desde casa:

  • Comprar productos (como ropa y alimentos) sostenibles social y medioambientalmente.
  • Apoyar políticas a favor de la restauración de la naturaleza.
  • Movilizarse y fomentar la sostenibilidad en el entorno cercano.