Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Los hoteles más sostenibles del mundo

Hotel_Sostenible_BBVA_apertura

Este tipo de alojamientos se caracterizan por ayudar a reducir la huella de carbono. Para ello, respetan el entorno e implantan políticas para una gestión más eficiente de los recursos naturales, así como de la energía que necesitan para su funcionamiento. Hoteles que ya no son patrimonio exclusivo de los destinos exóticos.

Tras la declaración de la pandemia por COVID-19, la actividad turística se ha ralentizado significativamente. Sin embargo, antes de que se restringiera la movilidad en regiones de todo el mundo, las previsiones en el sector eran de un crecimiento rápido y continuo. En 2019, el turismo representó el 10,3% del PIB mundial, contribuyó con 8,9 billones de dólares a la economía y generó 330 millones de puestos de trabajo (uno de cada 10 empleos en todo el mundo), según la investigación realizada por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

Entre los agentes que participan en la actividad turística, el sector hotelero es uno de los mayores impulsores de empleo e ingresos económicos, pero al mismo tiempo es uno de los que más energía consume. Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), los hoteles y otros tipos de alojamiento representan el 2% del 5% de CO2 global emitido por esta industria. Si no se toman medidas, la huella de carbono que deja el sector seguirá aumentando en los próximos años. La solución pasa por promover la construcción de alojamientos más sostenibles.

“Los hoteles sostenibles en el mundo tienen como principal objetivo integrarse con el medioambiente y el lugar donde se construyen de una manera armoniosa y mínimamente invasiva. De ahí que sea fundamental que sus instalaciones se adecúen al clima y a la ecografía del lugar y sean altamente eficientes”, explica Rafael Mesa, coordinador del Área de Turismo IMF Institución Académica. “Si se tiene que cuenta que el 60% de la huella de carbono de un hotel proviene del uso de la energía y que esta consume entre el 6% y el 10% de los ingresos de la propiedad, es imprescindible equilibrar una experiencia óptima para los huéspedes con una correcta gestión de energía”.

Pagar más por productos responsables

Además de los beneficios que un hotel sostenible proporciona al medioambiente, también repercute positivamente en los clientes y en la propia empresa. La investigación ‘The greening of travel: embracing the responsibility’ de la consultora especializada en el sector turístico SKIFT, recoge que en 2019 el 53% de los viajeros estaban dispuestos a pagar más por productos que demuestren responsabilidad medioambiental, un 13% más que en el periodo anterior.

“Los huéspedes de un hotel perciben la sostenibilidad de manera positiva. Todas las referencias que contienen atributos de sostenibilidad suelen obtener calificaciones más altas que otras valoraciones. Los indicadores que se encuentran con más frecuencia en las reseñas de los huéspedes son la biodiversidad y los productos sostenibles”, apunta Mesa.

El 53% de los viajeros estaban dispuestos a pagar más por productos que demuestren responsabilidad medioambiental.

Ranking de los hoteles más sostenibles del planeta

Ya existen alojamientos que están orientando sus estrategias hacia la sostenibilidad. Se trata de hoteles que no solo ofrecen sus servicios de alojamiento en destino, sino que quieren atraer al turista con una experiencia completa marcada por la sostenibilidad, lo que incluye el respeto de sus instalaciones por el entorno y la implantación de sistemas eficientes de gestión de los recursos. La lista elaborada por el gigante de viajes Expedia, con las opiniones de sus clientes, establece cuáles son los hoteles más sostenibles de todo el mundo.

1 - Sandos Caracol Eco Resort, México
El Sandos Caracol Eco Resort , en Playa del Carmen (México), figura el primero en el ranking. Certificado por Rainforest Alliance, entre sus impactos positivos los viajeros mencionan las políticas de gestión de residuos y consumo de recursos, la oferta de actividades ecológicamente sostenibles para los clientes, o su compromiso con la comunidad indígena apoyando, por ejemplo, a artesanos locales.

2 – Nomad Hotel Roissy CDG, Francia
En Francia se localiza el segundo alojamiento de este listado. El Nomad Hotel Roissy CDG de París se ha construido con el objetivo de reducir el impacto ecológico del edificio al mínimo en cada una de sus etapas. Lo que abarca desde el diseño, en el que han usado materiales sostenibles, como alfombras fabricadas con redes de pesca recicladas; hasta sus operaciones con el empleo de sistemas que mejoren el bienestar, como unidades de tratamiento de aire y paneles solares.

3 – Siloso Beach Resort, Singapur
En el complejo Siloso Beach Resort de la isla Sentosa (Singapur) se ha tenido especial cuidado en integrar el hábitat circundante en su diseño. Se ha dado prioridad a los espacios abiertos y a preservar las características naturales del entorno, como árboles maduros y manantiales que fluyen.

4 – Habitat Suites, Estados Unidos
En Austin (Texas, Estados Unidos) se localiza Habitat Suites, que cuenta con 30 años de gestión ambiental con el uso generalizado de energías alternativas, la incorporación de huertos de frutas y hierbas aromáticas. Ofrece alimentos orgánicos y locales, mientras que emplea detergentes y champús respetuosos con el medioambiente.

5 – Pakasai Resort, Tailandia
En el puesto número cinco del ranking figura Pakasai Resort (Krabi, Tailandia), cuyos esfuerzos de conservación de recursos incluyen la captura de agua de lluvia y el reciclaje de aguas grises. En el plano energético cuenta con iluminación de bajo consumo y producción de biogás. Destaca también por haber reducido el uso de plástico. Además, con una función pedagógica se anima a los clientes a tomar decisiones con bajas emisiones de carbono sobre su consumo.

6 – ParkRoyal, Singapur
Este es el segundo hotel que Singapur tiene en la lista. El alojamiento ParkRoyal, en Pickering, tiene un consumo de recursos están tan regulado que ahorra 32,5 piscinas de tamaño olímpico en agua al año y mantiene sus 15.000 m2 de jardines con la recolección de agua de lluvia y paneles solares. Asimismo presume de haberse construido con unos procesos de edificación extremadamente eficientes, que han reducido el uso de hormigón en más de un 80%.

Estos son los grandes ejemplos a nivel global, pero los hoteles más modestos también pueden ser sostenibles. Vigilar algunos pequeños detalles ayuda a reducir el consumo de energía de un hotel para abrir el camino hacia la sostenibilidad. Esto se puede hacer con el uso de termostatos digitales o el uso de sensores en diferentes espacios. Rafael Mesa, coordinador del Área de Turismo IMF Institución Académica, advierte de la necesidad de mantener estas estrategias en el tiempo a través de una auditoría energética. “Se puede realizar cada cinco años para ‘ajustar’ las instalaciones y que funcionen de la manera más eficiente posible”.

De esta forma no solo aumentará la sostenibilidad del alojamiento, también podrán responder a esa mayor demanda de este tipo de alojamientos entre los clientes.

Otras historias interesantes