Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Qué es el Green Building Council? El movimiento global por la edificación sostenible

edificación_sostenible-sostenibilidad-medioambiente-hogares-casas-construcciones-renovables-cuidado-planeta-

Los Consejos de la Construcción Ecológica comenzaron en EE. UU. y forman una red con presencia en más de 70 países. Son una herramienta clave no solo para certificar la sostenibilidad de los edificios, sino para impulsar el cambio de mentalidad en el sector.

"¿Por qué nosotros? ¿Por qué hemos tenido éxito? ¿Cómo hemos sido capaces de transformar la industria de la construcción global?" Tres post-it amarillos sobre una pared blanca lanzan estas preguntas. Y debajo 10 azules, más pequeños, ofrecen pistas para contestarlas. Delante de la cámara, David Gottfried va desgranando los ingredientes del Movimiento de la Construcción Verde. El vídeo conmemora el vigésimo aniversario del US Green Building Council (USGBC), el pionero, y el décimo del World Green Building Council (WGBC), la red global surgida a partir del estadounidense.

Consenso para la edificación verde

Pero hay que regresar al principio. En 1993, Rick Fedrizzi, David Gottfried y Mike Italiano lograron sentar en la misma mesa a varias organizaciones sin ánimo de lucro y a 60 firmas que representaban toda la cadena de valor de la industria de la construcción estadounidense. ¿Objetivo? Avanzar todos juntos en la edificación ecológica. Acababa de nacer US Green Building Council. Su filosofía de "no dejar fuera a ninguna parte interesada del proceso de edificación", según Gottfried, generó un interés creciente en cada vez más países de todo el mundo y la organización no paró de expandirse.

Fue Gottfried quien dirigió ese proceso de formación y globalización (lo definió como las "Naciones Unidas de los Consejos de Construcción Ecológica"), con la misión de apoyar el desarrollo de los distintos Consejos locales y unirlos con objetivos comunes y una sola voz. Así, la red World Green Building Council se creó oficialmente en 2002 a partir de los Green Building Councils (GBC) de Australia, Brasil, Canadá, India, Japón, México, España y Estados Unidos. Actualmente cuenta con unos 70, repartidos por todo el mundo, que se unen para celebrar conferencias anuales, redactar informes o desarrollar proyectos regionales.

"Un edificio verde es aquel que, en su diseño, construcción y vida útil reduce o elimina los impactos negativos y puede crear impactos positivos en el clima y el entorno natural". Esta definición general de WGBC aterriza en los certificados de edificios sostenibles que los Green Building Council desarrollan cada uno en su territorio.

edificación_sostenible_interior-Green Building Council

Certificación sostenible

El WGBC no cuenta con un sello de certificación propio como tal, pero sí los GBC, que a finales de 2019 habían certificado en total más de 2.650 millones de metros cuadrados de espacio edificado por todo el planeta. Esta actividad también ha influido en la política constructiva en 35 países y de la Unión Europea en favor de la sostenibilidad del sector.

Todos estos datos se encuentran en la estrategia para 2020-2022 del WGBC, que se alinea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas y el Acuerdo de París, y recuerda otros como que los edificios responden por el 39% de las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2), el principal gas de efecto invernadero, o que 104 de los 194 países firmantes del Acuerdo de París se han comprometido a mejorar la eficiencia energética de los edificios, pero solo 68 han aprobado un código técnico para lograrlo.

Sellos por el mundo

El certificado de USGBC se llama LEED (acrónimo de Leadership in Energy & Environmental Design), comenzó su trayectoria en 2000, hoy está presente en 181 países y "es el predominante en el mundo", afirma Gottfried. Si bien es el Green Business Certification Institute (GBCI) el que lo administra en exclusiva. También se encarga de otras certificaciones, como EDGE.

Por su parte, el Green Building Council de Australia desarrolla el sistema de calificación Green Star para edificios y comunidades, mientras que el de China impulsa el sistema Three Star, que se enfoca en diferentes niveles de eficiencia (del uso de la energía, el agua, los recursos y la tierra), además de la calidad ambiental y la gestión operativa.

En 2009, el Consejo Alemán de Construcción Sostenible y representante oficial germano en el WGBC, lanzó su propia herramienta de planeamiento y optimización para evaluar no solo edificios sino distritos sostenibles, en colaboración con el Ministerio Federal de Transporte, Construcción y Desarrollo Urbano de Alemania. No se trata de un caso aislado: colaborar con las administraciones, pero conservando la independencia, es otra característica de los Consejos en los países donde operan.

edificación_sostenible_certificado-sostenibilidad-casas-energia

Certificación española

El Green Building Council de España (GBCe), uno de los fundadores de WGBC, emite la certificación DGNB, "que es la adaptación de la certificación de sostenibilidad alemana al mercado español", según explican en el Consejo. Pero además ha desarrollado un sello propio llamado VERDE que evalúa cinco aspectos fundamentales: dónde se encuentra el edificio, su calidad ambiental interior (aire, luz, ruido, confort), la gestión de los recursos (energía, agua, materiales), la integración social (accesibilidad, formación, comunicación) y su calidad técnica (monitorización, documentación, mantenimiento).

"Nuestra visión es que un edificio sostenible cumpla con las cinco 'pes'. Personas, es decir, calidad de vida y bienestar. Prosperidad, mediante el desarrollo económico local y justo. Planeta, la protección de nuestro entorno. Paz, fomento de la concordia y la armonía. Y Pacto, la implicación y el compromiso de todos para todos", concluye el GBCe.

Otras historias interesantes