Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cocina 16 nov 2017

Estrellas Michelin: Cómo conseguir una, dos o tres

En el mundo de la cocina brilla quien puede presumir de estrellas Michelin. La célebre guía turística asigna de forma anual las ‘estrellas de la buena mesa’ a aquellos establecimientos gastronómicos que hayan conseguido ganarse un puesto en la constelación de la excelencia culinaria.

La guía nace alejada de los fogones: en la carretera francesa. Los hermanos Michelin, dedicados al aprovisionamiento de vehículos, son los que en el año 1900 deciden crear un directorio con información práctica para los conductores que les facilitaba saber dónde repostar tanto el vehículo como el propio estómago.  Sin embargo no es hasta los años veinte cuando se profesionaliza y comienza a comercializarse. En palabras del propio André Michelin: “La gente no respeta nada si no lo pagan”.

La mecánica comenzó a verse desplazada por la restauración y la hostelería. En 1926 se publica la primera edición con estrellas, tiempo en el que eran los propios clientes quienes evaluaban los locales. Años más tarde se establece el sistema que aún sigue vigente: el de los inspectores. Estos expertos gastronómicos son los encargados de juzgar la calidad gastronómica tratando de preservar siempre su anonimato.

El informe se ha convertido en un referente del turismo gastronómico no solo por la minuciosidad con la que está elaborado sino por su reconocimiento mundial. Tiene presencia en 29 países y España cuenta con 188 espacios galardonados. El Celler de Can Roca es uno de los once establecimientos, desde el 22 de noviembre de 2017, que cuentan con el triestrellato en nuestro país. Una distinción que nace desde la humildad del esfuerzo conjunto de los tres hermanos. “Los reconocimientos hay que tomarlos con distancia. Aprovecharlos, agradecerlos pero seguir trabajando y haciendo lo que más nos gusta”, asegura Joan Roca.

Cada año, los chefs más importantes del mundo tratan de destacar en originalidad y calidad para formar parte de la guía Michelin. Los criterios continúan aderezados con una pizca de misterio. Desde la organización aseguran que la evaluación depende únicamente del contenido del plato. Valoran la selección de productos, el dominio de los tiempos de cocción y los sabores, que se ofrezca personalidad, la relación calidad-precio y la constancia, siempre bajo el criterio de los inspectores. A raíz de estos parámetros se opta a las siguientes categorías:

***: Cocina nivel excepcional, esta mesa justifica el viaje. Establecimiento donde siempre se come bien y, en ocasiones, maravillosamente.

**: Cocina excelente, vale la pena desviarse.

*: Muy confortable.

El próximo 22 de noviembre tendrá lugar la Gala de la Guía Michelin en el hotel The Ritz-Carlton de Tenerife. Acontecimiento en el que se entregarán las estrellas 2018 de España y Portugal y se conocerá qué chefs han conseguido hacer de su local algo más que una cocina.

Otras historias interesantes